.
.

12 de junio de 2011

HE TENIDO SUERTE




Particularmente he tenido suerte, solo en dos ocasiones la compra de agapornis a distancia, me ha fallado; al reclamar uno de ellos “ipso facto” me reenvió el importe. ¡Perfecto!, pero no es de lo pretendía, quería simplemente una pareja de Agapornis roseicollis ancestrales, no la devolución de su importe, imagino le remordía la conciencia al "criador" de lo que me envió, aunque reconozco se resolvió el problema rápido. .

La lastima es que yo no pude reenviarle la pareja, el macho entro agonizando, con el esternón de cuchillo de la grave enfermedad que arrastraba de días, no del viaje, un agaporni no se adelgaza por 15 horas de no comer, la hembra falleció lamentablemente tres días mas tarde, enferma también. Los dos recibieron entierro de primera.

Del otro, aun estoy esperando los certificados de ADN, seguro se debieron de perder por el camino… Con lo fácil que es hoy en día, escanear y mandar documentos por Internet. Pronto aprendí, que hembras de doce huevos por puesta pocas… cuando llevaban once huevos, ya separe la pareja, arranque plumas y para Sevilla que se van, y en una semana confirmado, 2 hembras. 10,00 euros menos en mi bolsillo y diez mas en el bolsillo del vendedor, un mes de perdida de tiempo por mi parte, y lo que es mas importante de todo, la desilusión, aquí quería llegar, la desilusión que produce a uno, con la artimaña o engaño consciente, cuando por parte del vendedor, -de cualquier animal vivo-, se juega con la ilusión de quien lo encarga. Por la falta de escrúpulos del vendedor, no conseguí lo que quería, el vendedor sabía (con B), que los agapornis no se pueden sexar a ojo, con esa pareja, según él, medio long feather los dos, -si no son medio son ¼ , pero algo mas grandes si son, yo me decantaría máximo por ¼, no mas- , buscaba descendencia de “tamaño”, para poderlo transmitir en siguientes temporadas. No pudo ser. No pasa nada, -si lo comparamos con la eternidad que nos espera-, para compensar, este año busco long feather (entero), el problema es que no encuentro, aquí en España.

Al inicio era reacio a recibir agapornis por MRW, ya perdí el miedo, son “bichos” fuertes si están sanos, y MRW es una empresa que funciona, lo pongo por si alguien lee esto, y tiene las dudas que yo tenía, creía no soportarían el viaje, pero lo soportan bien.